lunes, 18 de marzo de 2013

el fenómeno blogger


Al final del mes pasado se dio una situación en la blogesfera portuguesa que creo que es muy significativa de lo grande que se ha vuelto este fenómeno y que yo no quisiera dejar pasar sin un comentario. Situaciones como esta son causa y consecuencia del hecho de que yo no escriba en The Closet tan a menudo como me gustaría. Sino veamos…

“A Pipoca mais doce” (que traducido literalmente significa algo como “La Palomita más dulce”) es el nombre de uno de los blogs más leídos en Portugal. Su autora, Ana Garcia Martins, tiene libros publicados incluso y su blog tiene el respaldo de uno de los motores de búsqueda más famosos de Portugal, sin embargo, Ana Garcia parece no darse cuenta del poder de sus palabras, del alcance que los bloggers podemos tener y, por eso, de lo consecuentes y profesionales que debemos ser.

El pasado día 24 de Febrero, tras la ceremonia de los Oscars, Ana Garcia no quiso dejar de dar su opinión sobre los trajes de las invitadas y a medida que estas iban pisando la alfombra roja en su blog, “A Pipoca mais doce”, la autora iba emitiendo sus opiniones. Si yo no supiera que está embarazada pensaría que estaba borracha porque el tono de sus comentarios es eso lo que daba a entender. La poca profundidad de sus opiniones y la falta de contraste de la información han hecho con que por el camino Ana Garcia haya ofendido una joven (que además es portuguesa) que sufre de un cáncer en la clavícula y que fue llevada a la alfombra roja de los Oscars por la fundación Make-a-Wish, que le quiso dar la oportunidad de realizar uno de sus sueños.

Dicha falta de profundidad es evidente en otras entradas que la autora ha ido subiendo esa misma noche y todo lleva los lectores a concluir que en ningún momento se ha dado siquiera a la molestia de parar 5 segundos para contrastar la información en IMDB o siquiera ha mirado la ceremonia de recepción de los invitados en la alfombra roja. Y con esta “metedura de pata” de Ana Garcia (que la chica intentó ocultar, borrando la entrada de su blog y publicando un pedido de disculpas en su lugar) vuelve a la orden del día el tema de los bloggers y de su importancia. Lo que se transformó en fenómeno por valores como la independencia, libertad, pureza de comentarios está hoy totalmente contaminado con la mayoría de los bloggers aceptando ser “comprados” por las marcas para emitir sus juicios en sus espacios. Y más allá… por la falta de profesionalidad.

Yo por mi parte, porque soy blogger sólo en mis ratos libres y periodista de corazón y profesión, prefiero publicar textos menos a menudo pero con más calidad. ¡Y es justamente por eso que hace mucho que no escribía aquí! Porque cada texto que veis requiere, entre búsqueda, contraste y corrección, más o menos unas 5 horas de trabajo. Tiempo de que yo últimamente no dispongo. Por eso prefiero callarme a decir tonterías, como las que dijo Ana Garcia que, además, puedan hacer daño a terceras personas.

Sin embargo, prometo que intentaré venir aquí más a menudo y contaros un poco sobre todas las cosas interesantes que he visto, hecho y aprendido últimamente. Eso sí, sin nunca perder la profundidad de lo que digo y la calidad de la información de vista. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Participa, pregunta, sugiere, hazme ver que no tengo razón en algunas cosas...