viernes, 10 de febrero de 2012

contraluz

Mi padre es fotógrafo y ya sabéis qué dice la gente… “En casa de herrero cuchara de palo”. Claro que mi talento para fotografiar sólo podía ser poco o nulo. No sé nada de fotografía. Pero creo poder decir que sé apreciar una bonita foto. Quizás, justamente, porque la miro con los ojos de la intuición y no con los de un experto que intenta ir más allá de la superficie de lo que ve. Mis fotografías favoritas, hayan sido sacadas por mi padre o por cualquier otra persona, siempre son las que están a contraluz. Claro que podía contaros unas cuantas trolas y haceros creer que siempre me gustaron las fotos a contraluz porque entiendo un montón de fotografía, pero ¡no es así!

Las fotos que enfrentan la luz me fascinan (siempre imagino la mirada del artista dirigiéndose hacia el sol como un girasol que busca el calor de los rayos del astro rey). Y a Juan Gatti, aparentemente, también. Tanto que este argentino, más conocido por ser el creador de la mayoría de los carteles de las películas de Almodóvar, decidió nombrar su exposición que puede ser vista hasta el 1 de Abril, en Madrid, “Contraluz”.

La muestra está patente desde el 24 de Noviembre en el depósito de agua de la Sala Canal de Isabel II y divídese en dos partes. En la planta baja se hace un repaso del trayecto profesional de Gatti en lo que concierne la fotografía de moda y editoriales, el diseño de objetos y gráfico, los carteles de cine y las fundas de discos, etc. Y en las restantes tres plantas se expone su trabajo más personal. Es a medida que vamos subiendo los escalones del depósito que vamos descubriendo sus enormes paneles de fotos a contraluz, donde es el objeto lo que está iluminado y lo que le rodea en la penumbra. El efecto es interesantísimo y va de la mano con el efecto que suscita esta subida gradual a la cumbre de este depósito de cuatro plantas. En el último espacio (la parte redonda donde antes se almacenaba el agua) encontramos unos pufs donde nos podemos sentar y apreciar un video, proyectado en los 360º de la sala, donde se descubren los más ínfimos detalles de las obras que terminámos de ver colgadas.

La muestra y el espacio son muy interesantes. A los que vivís en Madrid os aconsejo fuertemente una visita, principalmente los sábados de 12 a 13 o de 18 a 19 horas o los domingos de 12 a 13 horas, porque es cuando se realizan las visitas guiadas y como las obras de la muestra no tienen cualquier legenda así no quedará nada por explicar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Participa, pregunta, sugiere, hazme ver que no tengo razón en algunas cosas...