jueves, 27 de mayo de 2010

ideas inteligentes

El mes pasado la marca de ropa y complementos deportivos PUMA lanzó un proyecto innovador que tiene como objetivo un ahorro significativo de energías.

Una novedosa caja de zapatos y bolsa, concebidas por el diseñador industrial Yves Béhar, que sustituyen a las tradicionales cajas de cartón y bolsas de plástico.

El nuevo envase forma parte de la campaña PUMAVision que pretende, hasta 2015, disminuir drásticamente los indicadores de consumo de energía y la producción de desperdicios de la marca. Según explica el CEO de la Compañía: “Durante muchos años quisimos ser la marca de ‘sportlifestyle’ más deseable del mercado. Ahora queremos ser la más deseable y la más sostenible”. Este reto pasa también por adoptar otras medidas, tales como reducir en 25% la emisión de CO2 y el consumo de agua, electricidad u otras energías en todas las oficinas, tiendas, almacenes y fábricas de PUMA; reducir en 75% el consumo de papel y promocionar iniciativas que repongan las fuentes de papel en la naturaleza, tales como la plantación de árboles; reducir en 25% la emisión de CO2 a través de un transporte más eficiente y, finalmente, aumentar en 50% la inclusión de materias primas sostenibles en la elaboración de sus productos. PUMA se compromete a utilizar algodón orgánico, algodón hecho en África o poliéster reciclable. Todo esto porque desde la marca creen que ya “han quitado demasiado a la naturaleza”…

Únicamente con la inclusión de esta versión de caja de zapatos y bolsa dos en uno, PUMA estará ahorrando al año 8.500 toneladas de papel, 275 toneladas de plástico, 20 millones de megajoules de electricidad y 1 millón de litros de agua. También durante su transporte habrán cambios significativos, de este modo 500.000 litros de combustible serán ahorrados.

El principio es grandioso, la idea (aparentemente) sencilla y la marca contrató a uno de los mejores profesionales del área para poner en marcha este proyecto. Sin embargo, el nuevo envase tardó 21 meses en nacer.

Todo porque Yves Béhar quiso tomarse su tiempo para analizar la forma cómo se envasan los millones de pares de zapatillas que la marca vende al año, y cómo estos envases son cargados por los clientes. Y así, partiendo de esta observación, fue como se le ocurrió la idea de diseñar esta “Clever Little Bag”, que combina una caja de zapatos y una bolsa en un mismo producto (disminuyendo la cantidad de materia prima necesaria) y donde se sustituye a los tradicionales cartón y poliéster por materiales reciclables.

Esta caja/bolsa inteligente y amiga del medioambiente será lanzada en el mercado en la segunda mitad de 2011. Y, aunque en una primera fase apenas exista una versión para envasar zapatillas, la marca quiere que hasta 2015 todos sus productos tengan una bolsa ecológica a su medida.

Según palabras del designer: “La iniciativa de PUMA toca uno de los puntos más sensibles de la industria, la poca sustentabilidad y el daño ambiental que conllevan sus procesos de producción y venta. Sus preocupaciones son una gran inspiración y esperamos que una base para que otras empresas busquen una solución semejante”.

Desde luego yo no lo podría decir mejor...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Participa, pregunta, sugiere, hazme ver que no tengo razón en algunas cosas...