martes, 6 de abril de 2010

étnica

“(Del lat. ethnĭcus, y este del gr. ἐθνικός)
Adj. Perteneciente o relativo a una nación, raza o etnia.”

                                 [in Real Academia Española]

Puede ser un adjetivo, pero es también una tendencia de moda. Y de las más fuertes en 2010. Este año los diferentes pueblos, un poco por todo el mundo, dejan que los elementos característicos de su etnicidad salgan de sus pequeñas comunidades e invadan las pasarelas.

Los accesorios bien como las telas, colores y cortes con que se hacen las ropas de los indios de America o de Asia y de los bosquimanos de África inspiraron a diversos diseñadores, que se veían encantados de poder tener diferentes materias primas con que trabajar. Por eso no es raro que las creaciones de la mayoría hayan hecho eco de esta apertura hacia nuevas culturas.

Louis Vuitton lo demostró en la elección de estampados (y peinados). A parte de muchos flecos y de los zuecos, también las mezclas de colores fuertes, casi como si hubieron sido teñidas a mano, marcaron su desfile Primavera/Verano. Paul Smith apostó en los accesorios. Sus colares de maxi cuentas recuerdan a los utilizados por las mujeres en algunas tribus de África, bien como las fajas de telas de colores con envolvió la cintura y pecho de las modelos. Y Gucci, con sus vestidos con estampados asimétricos y aplicaciones de cuentas largas inspirados en los Incas o Aztecas trajo el punto de originalidad a las distintas semanas de la moda casi totalmente marcadas por los estampados de flores.

Y no apenas en los principales desfiles se vió esta influencia étnica. También el cine se deja contagiar. En la próxima entrega de Sexo en Nueva York, que estrena el día 28 de mayo, veremos a las cuatro amigas neoyorquinas de vacaciones en pleno desierto y vestidas como autóctonas. Carrie de turbante, túnica y pantalón árabe. Y Samantha, Miranda y Charlotte con túnicas o vestidos fluidos de colores.  

Las marcas de moda masificadas también han aprovechado esta apertura del occidente hacía el oriente y han diversificado sus propuestas. Este año lo que se ve en las tiendas es menos comercial; menos normal. Para las que no tengan miedo de arriesgar con colores, estampados y patrones “raros”. ¡Y puedan pagar! En Kookaï, por ejemplo, tienen un abrigo de ante que es todo un lujo. El corte y la tela son exquisitos y gritan étnico, recordando a los abrigos de los apache. Y, claro está, también el precio refleja la extravagancia de la prenda.

La buena noticia es que, aunque no queramos gastar dinero, seguro que también nosotras podemos aprovechar la oportunidad y sacar a la calle todo aquello que es típico de nuestra cultura y etnia. No tiene que ser étnico sólo lo que viene de tierras lejanas. Lo que es único de nuestros países también vale. De España, por ejemplo, podemos exportar para el mundo las peinetas. Y de Portugal los pendientes de filigrana de oro, que son tan típicos del norte del país y que nadie jamás se atreve a utilizar por ser tan grandes y folclóricos. ¿Y para ti, qué es étnico? Póntelo y enseña a todo el mundo que tienes orgullo de ser quien eres y venir de donde vienes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Participa, pregunta, sugiere, hazme ver que no tengo razón en algunas cosas...